¿Por qué no te callas?, Juanca

007.jpg 

Eso digo yo, ¿por qué no te callas y dejas gobernar?

Se supone que eres una copia exportada de la mano de las sabidurías de los padres de la Constitución -Manuel Fraga Iribarne incluido- que copiando el modelo británico de reinar pero no gobernar, pensaron que te podían colar por la puerta grande de la jodida transición.

No recuerdo se que haya realizado en el Estado Español ningún referéndum en el que poder pronunciarnos sobre la fórmula de monarquía o república.
No te has presentado –no recuerdo- a ningunas elecciones, Juan Carlos, no has sido elegido por el pueblo, el único soberano válido en una democracia representativa y además poco participativa…

Y va a resultar que eres como un nietecillo de Francisco Franco, Caudillo de España, como a él mismo le gustaba llamarse y obligaba al resto, que se enfada y abandona una reunión de mandatarios, que no tienes que mandar ¡hombre ya!, que eres de adorno.

¿No te gusta Chávez? A mi no me gustas tú, ni me gusta que tengamos que mantenerte entre todos con nuestros impuestos, creo que estorbas, como tirando a gasto inútil.

Parece, campechano Juanca, que a ti de da igual quien gobierne España desde el poder central, mientras te dejen ir a cazar, a los toros y a organizar tus propias corridas privadas.

Creo, de verdad lo creo, que no puedes salir a defender el honor de nadie si no respetas el honor de otros. ¿Te duele que le llamen fascista a Aznar?, pues te aguantas y te callas, igual que te callas ante los abusos imperialistas de las empresas españolas que se están enriqueciendo en América Latina.

¡Uf!, que espontanea soy y que a gusto me he quedado.

Tristana y yo.

11 Responses to “¿Por qué no te callas?, Juanca”


  1. 1 Grampus noviembre 11, 2007 a las 1:06 pm

    Digo yo que un rifirafe entre un Borbón y un Tirano Banderas queda como vetusto, ¿no? Y tan ridículo… Pobre Zapatero, qué papelón.

  2. 2 Ruth noviembre 11, 2007 a las 4:56 pm

    A ver si se dedica a figurar, por lo menos, y deja de dar por saco con esos ataques de fingida dignidad. Que la dignidad se consigue trabajando y Juan Carlos de trabajar no tiene ni idea.

  3. 3 Ricardo Mella noviembre 11, 2007 a las 5:56 pm

    Qué manía tiene la gente de seguir tergiversando la realidad y de llamar “tiranos” a regímenes incluso más democráticos que el español. Con “izquierdas” como esta, para qué queremos derecha…

  4. 4 Las Ruvis noviembre 11, 2007 a las 6:41 pm

    se le fue la pinza. se crezio, se crezio… i se le olbido que a hel no lo a elejido nadie. pero la situazion fue patetica, la verdaz.

    yega a hestar zerca el cantizano… i uviesemos jurado que hera “andestas corazon”.

    ainsssssss

  5. 5 Las Ruvis noviembre 12, 2007 a las 4:46 am

    nos lo acava de dicir un hamiguete i no podiamos resistirnos a ponerlo haqui. su interpretazion de los echos a sido:

    “que mal despertar tiene, olles”

  6. 6 Víbora noviembre 12, 2007 a las 6:57 pm

    Con perdón, pero lo de una monarquía parlamentaria se votó cuando lo de la Constitución. Lo que pasa es que como se votó todo de una vez…

    Y no me repito más sobre el asunto, que no me va a quedar nada para mi propio post.

  7. 7 Tristana y yo noviembre 17, 2007 a las 6:45 pm

    Hemos vueltooooooooo…

    GRAMPUS: Nos encanta “vetusto”, parece sacado -o puesto- de un guión de peli de J.L.Garci. Pues está resultando algo más que una simple peleilla, ¿no?
    Me pregunto, a estas alturas, por qué Zetape tiene que defender el honor de España ¿? representado por el impresentable Aznar. Porque este Aznar es el mismo que nos metió en la guerra santa contra la población civil de Irak, ¿no?
    Será que aquello fue sin acritud.

    RUTH: ¿Trabajar, dignidad? Me remito a la portada de El Jueves.

    RICARDO: Haces bien entrecomillando “izquierdas”, cabe tanto en ese saco. Si tendrían razón con aquello de “Montan tanto, tanto montan”

    RUVIS: Lo primero va delante ¡¡¡Viva el gin-tonic!!!

    Y falta el dedo con el “y tú”, que vergonya!!!
    Lo más jodido es que hay por estas tierras de quijotes y sanchos mucho personal repartiendo premios a la mejor actuación en defensa del compatriota.
    Que penica y que dolor…

    VIBORA: De perdón nada, estás en tu nido. Pues no se pone contenta Tristana cuando te ve. Le conté del homenaje a Mecano y se puso a aplaudir, de puro divertida.
    Si, es verdad, se votó todo de una vez, todo, todo, todo.
    ¿Tambien te acuerdas que los partidos de vocación republicana no fueron legalizados, por tanto no pudieron participar en las generales del 77?
    ¿Y que a Carrillo le faltaba espacio para ocultar la enseña republicana?

    Y eso que para ser republicano no hace falta ser de izquierda -lo dice la historia-.

  8. 9 Víbora noviembre 20, 2007 a las 12:34 pm

    Es que los republicanos (con partido o no) sólo tenían que votar NO a la Constitución.

    Claro que en aquella época sólo el tener Constitución democrática ya era todo un logro (y casi milagro para muchos) y claro, por ahí colaron muchos goles.

    Pero vamos, que tampoco la Constitución es inamovible. Hace falta mucho consenso, pero se puede cambiar a nuestro gusto (el de los españoles, claro).

    Cuando se haga la primera reforma constitucional podremos presumir de democracia consolidada, hasta entonces seguiremos en periodo de prueba.

  9. 10 Manuel noviembre 26, 2007 a las 8:02 pm

    Mi tía cuando yo despotricaba de la Corona en mi edad núbil me decía con ánimo tranquilizador:”Al Rey la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del Alma y el Alma sólo es Dios”. Esta frase lejos de tranquilizarme me ponía y me pone peor ¿Porqué será?.
    En fin, yo, puestos a elegir, me quedo con el Rey del Mambo, que ese sí que mola.
    Por cierto, Truman Cipote, préstame el seudónimo que me voy de marcha esta noche y no me la encuentro.

  10. 11 darkhalf noviembre 28, 2007 a las 12:00 pm

    Pero si lo mejor del caso es que todo el mundo ha publicado que El Rey mandó callar a Chavez y no es asi.
    El Rey se limító a preguntarle, de una forma muy vehemente, cúal era el motivo por el cúal sus labios no dejaban de aletear. Y resultó que Chavez, que no paraba de darle a la sin hueso, para esa pregunta precisamente, no tenía respuesta. Tenía tanto que decir y tanto de lo que quejarse, que cuando le preguntaron por qué no te callas, no lo sabía. Pero alguna razón debía haber porque entonces se calló.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




bannerB&W


A %d blogueros les gusta esto: